Museo Provincial de Ciencias Naturales Florentino Ameghino

ANIVERSARIO DEL MUSEO AMEGHINO

Nacido como Museo Escolar en 1914 y transformado en Museo de Historia Natural en 1950, hoy el Ameghino va rumbo a una transformación.

LA TRANSFORMACIÓN DEL MUSEO

El arquetipo de museo de fines de siglo XIX concebido sólo para conservar y coleccionar piezas naturales ya ha quedado obsoleto. Hoy proponemos una institución alejada de esta imagen solemne y estática. Donde las nuevas propuestas y la participación activa del público sean herramientas para enriquecer su trayectoria y tradición.

Se trata de un espacio que permita recolectar experiencias en vez de ejemplares, legitimando a nuestros visitantes, pensándolos e integrándolos como usuarios.

Buscamos que trascienda sus muros, incorporándose al territorio, con multiplicidad de voces y relatos que provengan de una construcción colectiva de sus habitantes.

Una dimensión que en sus salas, colecciones y propuestas se ensayen otros modos de experiencias sociales; en tiempos donde la crisis ambiental nos llama a buscar alternativas en nuestra relación con el entorno.

Te invitamos a construir juntos un museo con múltiples ofertas, que reúna gente, que sea un centro de encuentro para la reflexión, el conocimiento y también el esparcimiento.

En permanente evolución, que se construya y piense, no solo para sí mismo sino fundamentalmente; para la sociedad que lo dota de significados.

La Transformación del Museo ya está en marcha, queremos que seas parte de ella…

103 AÑOS DE LABOR INCESANTE

El 15 de mayo de 1914 se inaugura el Museo Escolar “Florentino Ameghino” cuyo objetivo fue proporcionar a educadores elementos de alto interés didáctico, para formar e impulsar en los alumnos la conciencia del valor de la naturaleza y su conservación.

Sus primeras colecciones se fueron enriqueciendo a través del tiempo con materiales de Arqueología y Etnografía. En la década del treinta, su patrimonio fue incrementado con piezas de Ciencias Naturales.

En el año 1949, cuando ya contaba con un importante caudal patrimonial, se crean dos instituciones: el Museo Didáctico "Rosario Vera Peñaloza", hoy desaparecido, y el Museo Provincial de Ciencias Naturales "Florentino Ameghino".

La actividad principal se basó en la recolección de materiales de estudio petrológico, biológico y su rigurosa clasificación. Además de proteger el patrimonio natural de interés científico y educativo de diversas áreas de competencia.

El Museo Ameghino cuenta con un importante patrimonio dividido en colecciones de Zoología, Botánica, Geología y Paleontología.

Las colecciones y la biblioteca que constituyen su acervo patrimonial, hacen que el Ameghino sea consultado periódicamente por científicos, investigadores, profesionales, docentes, estudiantes y público en general.